sábado, 2 de abril de 2011

Berretín del andar

Despertó amanecido en la plaza del barrio y sin un billete encima. Transpiraba champán y olía a una mujer que no recordaba. En sus zapatos el berretín del andar nocturno desparramaba vestigios de una noche ajetreada.
Una anciana con cara de ir a la iglesia rehusó a mirarlo, ofendida de vaya a saber qué. El canillita niño se acercó con un diario en la mano y un grito en la garganta. No nene, no quiero, le dijo con la boca áspera de la resaca. Pero volvió a llamarlo, al ponerse de pie.
Le pidió fiado, dos matutinos del domingo. No solo los billetes se habían llevado los labios color rubí que habían besado su mejilla, también los pantalones y hasta el canzoncillos color carmesí.
Envuelto en políticos, discursos y chorros, un gol en contra y cuatro fijas en el turf, corrió hacia su casa rezando para los adentros para que su vieja madre se iluminara y le dejara abierta aunque sea una ventana, porque hasta de las llaves desconocía el porvenir.

8 comentarios:

SIL dijo...

Hay noches de doble filo...
Que se apure antes de que se venga el frío pronosticado!
Las madres siempre dejan una ventana abierta, una taza caliente y una muda de ropa limpia :D

Un abrazo, Netuzz

SIL

artnueve dijo...

que peligrosas noches, que lo dejan a uno como vino al mundo, menos mal, que para este caso, todavía existía la prensa escrita jaja, para otras ocasiones no sirve de mucho...
salute!

MAR dijo...

Y ...todos lo desconocemos no?
Mis cariños para ti.
mar

Con tinta violeta dijo...

Pues no dudo que la madre habrá dejado ventana, puerta y lo que haga falta...
No sé por qué siento mas tristeza, si por el hombre que desplumó la señorita, o por la soledad que envuelve su vida (y el abandono)...como para que solo la madre sea el último refugio...¡pobre!
Besos Neto!

gustavo dijo...

¡qué noche!Encima no acordarse eso es terrible. Si, la vieja seguro que lo está esperando, levantada, a esa hora y el atorrante sin volver. Y la vieja de la misa no lo mira por aquello de "apartate de las tentaciones"
Abrazo.

Felipe R. Avila dijo...

lindo cuento, y me parece escuchar un tango de fondo para la desgracia del protagonista...

el oso dijo...

Un lento despertar a sí mismo. Hay cosas que se pagan más de lo que valen. Como en Megatone.

Netomancia dijo...

Doña Sil, vaya preparando las ventanas para cuando crezcan los críos jejejeje. Saludos!

Don Diego, hemos encontrado la verdadera función de algunos diarios jaja. Abrazo!

Mar, es ficción, aunque si alguno tiene un ejemplo del caso de un conocido, bienvenida sea la anécdota jaja. Saludos!

Doña Tinta, pero que reflexiva ha estado! Un buen punto el que señala, sin dudas! Gracias! Saludos!

Don Gustavo jaja, la vieja que iba a misa estuvo a punto de acostarse a su lado jajaja (que malo que somos!) Un abrazo.

Don Felipe, si si, algo de eso tiene la cosa. Gran detallista ud. Un abrazo!!

Don Oso, nunca mejor dicho, jajaja. Ahí comenzó la debacle del xeneixe, con esto queda todo evidenciado jaja. Abrazo!