lunes, 7 de noviembre de 2011

Bajo el sol de octubre

Lento remontan tus ojos
la mirada hacia los míos
es que el tiempo parece detenerse
para tomarse un instante
sobre el verde de un patio
del que solo es dueño la vida
mientras la brisa sin prisa
se adelanta en su viaje
y nos deja tras su paso
la frescura del aire
cuyo suspiro nos devuelve
a esos ojos que se miran
que se miran contemplando
que se miran húmedos
pero húmedos y felices
que se hablan en silencio
en un idioma que entienden
de otras miradas anteriores
de otros silencios con mensajes
de palabras que no necesitaron ser
porque esos ojos se conocen
se conectan
se perciben
se dicen todo con mirarse
con saberse cerca
y entonces no resisten
se ven vencidos
pero no es tristeza
es alegría, es felicidad
y las lágrimas que caen
de un lado y del otro
del tuyo y del mío
de un par y otro par de ojos
brillan bajo el sol del domingo
de un domingo especial
de un domingo de primavera
en el que las miradas lo han dicho todo
y los labios han permanecido cerrados
solo hasta el momento
de tocar los otros, los que estaban enfrente
porque son labios sabios
que saben su momento
ante nuestros ojos tan dichosos
que se comprenden con verse
y se dicen todo sin hablarse
con el idioma del corazón
el que impulsa el alma
eleva el espíritu
y nos convierte en uno solo
en un amor inquebrantable
de ojos cuyas lágrimas caen
porque comprenden que es amor
es amor verdadero
del que no se consigue
del que creíamos extinguido
del que nos sentimos agradecidos
y al que nos aferramos con pasión
Y mientras los labios se sellan
en un contacto de dulzura
los ojos se cierran
y las manos se unen con ardor
la brisa sigue su curso
se pasea a sus anchas
conforme con su andar
bajo el sol de octubre
que ilumina con gracia
el amor de dos
que ahora son uno
de aquí en más
para siempre




Para Mariana, mi amor, que me ha hecho saber en este tiempo que hay un futuro maravilloso para los dos. Gracias por estar siempre y por tanto cariño.

4 comentarios:

Mariana dijo...

Es precioso. Te amo. Sos mi sol.

SIL dijo...

Si el amor no es un milagro,
los milagros qué son¿?

:D

Abrazos miles


SIL

artnueve dijo...

precioso! que flor de regalo para Mariana!

el oso dijo...

¡Bravo, Neto, así se habla y así se escribe!
Sin dudas, un regalo maravilloso de la vida.
Abrazos