jueves, 2 de septiembre de 2010

Artistas

Sentados una tarde, en el café de Tony, le dije a mi amigo Raúl:
"La creatividad humana y los artistas están sobrevalorados. Todos, de una manera u otra, apestan."

Yo mismo he sido un farsante que alguna vez se creyó un artista. ¡Cómo si el mundo necesitará escuchar o leer mis divagues y razonamientos!
En definitiva, todos somos bastante patéticos. Pero no hay nada de malo en eso, simplemente se trata de marchar con la frente en alto sabiendo que uno es un don nadie.

- Lo principal, es dejar de mentirse a uno mismo - le afirmé a Raúl mientras el bebía de a sorbos su café amargo de las 6 de la tarde.
- Entonces, según tu punto de vista esta ciudad apesta. El mundo apesta y la gente.... mejor no tocamos ese tema ¿no? - me dijo Raúl aún con sus labios próximos al pocillo de café.
- Efectivamente, querido amigo. Pero te vuelvo a repetir que en eso no hay nada de malo. ¿Qué problema podremos tener en salir a la calle sabiendo que no conseguiremos nada?. Es un impulso básico lo que nos empuja a seguir en pie, el resto... invento de los griegos que no aceptaban ser un animal un poco más evolucionado que los demás.
- Pero entonces el teatro, las novelas que tanto leemos, los cómics, la música... todo eso ¿no sirven para nada?- refunfuñó Raúl.
- Hombre, no digo que no sirvan, aunque a muchas de ellas aún no les encuentro su utilidad. Pero la gran mayoría de esas obras son simplemente innecesarias. Falsas. Muchas nacieron de la mísera idea de un hombre por perdurar y ser idolatrado - respondí solemnemente.
- Bueno, pero algunos se cagaron de hambre y fueron reconocidos miles de años después de crear sus obras- retrucó Raúl.
- Cuestión de suerte. Nada más. No pienso idolatrar a nadie más; ¡artistas, inútiles y malditos artistas!
- Entendido Tomás, pero ¿no te parece que estás exagerando un poco? - me dijo Raúl en un intento de calmar mi enrojecida frente que comenzaba a sudar.
- ¡En absoluto!
- ¿Y los Beatles? - disparó Raúl, sospechando que quizás acertaría en un punto flojo de mis teorías.
- Y esos pibes de Liverpool... que decirte... Cuatro afortunados, estuvieron en el lugar y el momento exacto, pero cuando se creyeron artistas la cagaron... Eso sí, no hay un día que no los escuche al volver a casa.

En ese momento la conversación se detuvo. No recuerdo muy bien cuál fue el motivo de la interrupción, pero mientras Raúl terminaba su café yo me entretuve jugando con los restos de servilletas esparcidos sobre la mesa. Era una acción inútil que repetía desde aquellas lejanas tardes en mi época de facultad y sueños de artista.
Me sentaba en el café de Tony y mientras esperaba mi merienda, destrozaba algunas servilletas de papel y las colocaba en distintos sectores de la mesa. Las imaginaba como actores de algún guión y comenzaba a escribir absurdos diálogos y a medida que se iban acercando a su cometido iba recogiendo un trozo de aquellas servilletas.
Cuando no quedaba ningún pedazo sobre la mesa, sabía que tenía mi pequeña obra finalizada.

¡Patético!. Cuando recuerdo aquellos momentos me entran ganas de arrancarme la cabeza y arrojarla al campo de residuos para que la compacten y luego la incineren. Sin embargo, por esas ironías de la vida, aquí estoy en el mismo café de siempre, con mi viejo amigo Raúl (que ahora es mi representante) a punto de ceder los derechos de mi último libro para su adaptación a la gran pantalla.

Raúl me observa mientras firmo el contrato y sonríe. Luego me da la mano y me dice:
- Tomás, amigo mío, ¡eres todo un artista!
- Gracias... pero no me lo recuerdes – le respondí mientras mis tripas se retorcían una vez más dejándome sin respiro.

9 comentarios:

Ivan Ignacio dijo...

bueno veo que inspiraste viendo la TV argentina .

SIL dijo...

Desenlace y moraleja.

Cierto es que ¨es un impulso básico lo que nos empuja a seguir en pie, pero estamos obligados a EMBELLECER ESE IMPULSO.
Esa es la misión de los artistas, en mi opinión.

Dijo Gustave Flaubert :
¨Ama el arte. De todas las mentiras es la menos falaz.¨

Apuesto se le retorcían las tripas también a él cuando dio esa orden, pero TODOS LA HEMOS ACATADO, sin chistar.

Buenísimo, Diego.

Beso grande

SIL

mariarosa dijo...

Que desgraciado, tenía todo lo que un escritor puede desear y se queja.

Muy buena historia, el final me sorprendió, excelente.

saludos.

mariarosa

Netomancia dijo...

El tipo que odiaba ser lo que era! Qué buen relato Diego, impresionante como reflexiona cada cosa y el final que te muestra una escena que no esperabas por nada del mundo! Está aquel que sueña con todo y no lo logra y aquel que sin soñarle, forma parte de ese minúsculo puñado de iluminados.
Sensacional!

d80 dijo...

jaja iván, muy bien dicho, por suerte hace más de cinco años que no sé nada de la tv argentina ni quiero saberlo! jeje
Sil, que buena frase de Flaubert, no la conocía, pero es muy acertada!
Maria Rosa, así es la vida no? la moneda cae de cualquier lado y en cualquier lugar.
Netito, jeje, es una historia un poco irónica q tenía por ahí dando vueltas, le hice unos retoques y pal blog! me alegro que te haya gustado!

Con tinta violeta dijo...

¡Buena historia Diego!
Me he pasado las primeras lineas diciendo: vaya tipo! que forma de despreciar el arte...pero no me esperaba el final, ja,ja. El que sí debe estar riendo es el amigo Raúl, al fin y al cabo...termina viviendo el tío que reniega de lo que hace...
muy ocurrente.
Abrazos!!!

el oso dijo...

Lujos de satisfechos el del Tomasito.
Aunque parecía el de un contable resignado a sucumbir entre papeles.
Se ha puesto todo tan complejo que de estos deben haber miles.

Abrazo

Felipe R. Avila dijo...

"¡artistas, inútiles y malditos artistas!"

Buenísimo,Diego.
Te mando un abrazo.
Epilefelipe

PD: che, cuando empecé mi blog escribí algo sobre los "Artistas?"
nadie lo leyó ni dejó comentarios, así que aprovecho para garronear ahora la lectura del mismo por parte de tan distinguidos lectores,
ustedes:

http://unapequeniaideaasidegrande.blogspot.com/2009/07/artista.html

Felipe R. Avila dijo...

"¡artistas, inútiles y malditos artistas!"

Buenísimo,Diego.
Te mando un abrazo.
Epilefelipe

PD: che, cuando empecé mi blog escribí algo sobre los "Artistas?"
nadie lo leyó ni dejó comentarios, así que aprovecho para garronear ahora la lectura del mismo por parte de tan distinguidos lectores,
ustedes:

http://unapequeniaideaasidegrande.blogspot.com/2009/07/artista.html