jueves, 18 de noviembre de 2010

Las luces de Arnulfo

La pirotecnia estallaba con júbilo en el patio trasero, despertando las risas de los pequeños y las quejas de los más grandes. Pero el tío Arnulfo no hacía caso a estas últimas y preparaba un nuevo arsenal de luces y ruidos.
De tanto en tanto miraba a su sobrino, el del cumpleaños. Le sonreía para despertar el mismo gesto en el chico y cuando este se producía, vaya regocijo que era para su corazón. Pobrecito Jacinto, tan chiquito y encadenado a esa silla de ruedas.
Entonces su arsenal cobraba vida y el mundo de sonidos y colores enloquecía de felicidad a Jacinto, que olvidaba su prisión y se sentía una luz recortándose en el cielo. Su sonrisa, entonces, iluminaba al mundo.

12 comentarios:

d80 dijo...

Y así vuela la sonrisa de Jacinto, con esas cañitas voladoras que se pierden en el infinito....
abrazos!

SIL dijo...

La sonrisa del nene era en realidad la que fulguraba en el cielo.

Ese tipo de sonrisas superan todo artificialismo, y hasta el propio brillo de las estrellas opacan.

Un abrazo iiiiiiiiinmenso, Netuzz


SIL

Con tinta violeta dijo...

Ohhh, un relato tierno...y que va de cumpleaños...¿sera casualidad?.
¡Con que poco a veces son felices los menos afortunados!
Bien por Arnulfo, que pasa de los gruñones de los mayores...y prioriza el provocar la sonrisa de un niño.
Ese es un hombre sabio.
Besos!!!

Felipe R. Avila dijo...

¿Cumple años Neto?
Entren al blog "olvidados en el espacio" y súmense a la cadena Mundial de Saludos a Neto por su Cumpleaños!:
http://www.olvidados.com.ar/2010/11/iupi-viva-hurra-bravo-fantastico.html

Felipe R. Avila dijo...

Qué sencillo cuento y qué bien escrito está.
Cuando empezó creía que Arnulfo(¡con ese nombrecito!)se mandaría alguna tragedia, pero no.Me engañaste con las mejores trampas, Neto, ¡con las del oficio de escritor!
Felicitaciones.
¿La ves en historieta?

Netomancia dijo...

Dieguito, que lindas las cañitas voladoras, sobre todo cuando salen torcidas y asustan a otros jaja. Un abrazo!

Doña Sil, flor de sonrisa para lograr eso, no? Gracias! Iiiiiinmensos saludos!!!

Doña Tinta, se ve que el cumpleaños se apoderó de la idea para el texto! No es casualidad, pensó bien. Gracias! Saludos!

Don Felipe, alguna vez debía dejar la sangre de lado, como le gusta a nuestra estimada Martha Barnes. Abrazo! (si, si, la veo en historieta!)

Horacio dijo...

Bravo,muy buen relato. Por un momento me trajo rastros de Galeano.

Saludos desde Neuquén

mariarosa dijo...

Que linda historia.

La sonrisa de Jacinto volaría con las cañitas y las luces.

Un cuento que anuncia que llegan las fiestas.

Un beso.

mariarosa

Netomancia dijo...

Horacio, pavada de rastros eh! Muchas gracias!!!

Doña Mariarosa, falta la sidra y el pan dulce nada más! Saludos!!

MR. MC.DONALD dijo...

WOW!!!!!! EXCELENTE TU BLOG, GENIAL ESTA ENTRADA!!! DE VERDAD TE FELICITO, ME GUSTA EL CONCEPTO QUE LE IMPRIMES A CADA DETALLE Y TE INVITO A QUE TE PASES POR MI NOSTÁLGICO, OSCURO, TRISTE Y DEPRESIVO BLOG DE INVIERNO BIPOLAR PARA QUE ME DES TUS MAS SINCERAS IMPRESIONES AL RESPECTO. DESDE HOY TE SIGO. TE ESPERO POR EL MIO ...

www.juancarlosmcdonald.blogspot.com

Felipe R. Avila dijo...

Epa! Desconfie querido Neto de alguien como Mr Mc Donald que pone el mismo texto exacto en cada blog que visita.Es pura publicidad,che...

Netomancia dijo...

Un spam bloguero, sin dudas jaja. Gracias Felipe, lo había visto también en otros blogs!