lunes, 1 de noviembre de 2010

El buzón

Señor, si me permite, tengo aquí lo último en tecnología, lo que usted estaba necesitando, sin hacerle perder mucho de su valioso tiempo, le voy a presentar el aparato que le cambiará la vida Qué digo le cambiará, eso es poco, dignificará su existir, eso mismo, usted se verá elevado ante tremendo invento, que, después que escuche todo lo que le voy a enumerar, sin dudas, será suyo. Pero espere, no me pregunte aún el precio, no señor, espere. Porque primero le tengo que decir que el aparato está garantizado y ¿qué significa eso? se preguntará, significa que si no cumple con sus expectativas le reintegraremos el dinero y no solo eso, sino que además le regalaremos otro, para que lo pruebe otra vez, ya que es posible que le queden dudas del primer uso. Le advierto, eso si, esta tecnología se puede convertir en un vicio, por eso mismo le haremos entrega con la compra de un manual sobre el uso y abuso de las nuevas tecnologías en los tiempos que corren, que viene además con una folletería imperdible, única, por la que cualquier hijo de vecino pagaría una fortuna pero que sin embargo a usted se lo dejaremos a un módico precio, todo porque se ha decidido a comprarnos nuestro último producto en el mercado, que está revolucionando los hogares del país y del mundo y que ha ganado todos los premios tecnológicos en el último año, como usted muy bien pudo haber visto y escuchado en los canales de cable. No se preocupe si su bolsillo no está preparado para un importe en efectivo, porque aceptamos todo tipo de financiamiento con la cuota de interés más baja del mercado, sin contar los beneficios que esto traería para usted, porque déjeme decirle que una vez que haya recibido nuestro primer resumen, podrá tener en su vivienda mes a mes todas las promociones existentes y por existir, con los productos que usted soñó toda la vida y más, mucho más, porque solo nosotros tenemos aquello por lo el mundo ha querido hasta este momento, porque somos revolucionarios, visionarios y mucho más. Señor, lo veo allí parado y con los ojitos brillantes, por favor, aquí tiene, firme aquí y acá, eso eso, ponga aquí el número de su tarjeta, bien, y por supuesto, claro, no olvide la dirección, así le enviamos el último invento tecnológico del mercado, al que acompañaremos y he aquí una sorpresa, con un kit de repuestos y embalaje especial, todo al mismo precio, con apenas un adicional por el servicio de entrega puerta a puerta, si, no me diga nada, se que está emocionado, que está feliz. Y ahora, que ya es un afortunado adjudicatario de nuestro producto, no lo molesto más, dejo que siga con su rutina diaria y se prepare para disfrutar, que digo disfrutar, vivir al extremo con placer lo que ha comprado, que le será entregado en un período máximo de setenta y dos horas tras las cuales usted podrá llamar reclamando a este teléfono o bien, enviando un correo electrónico a la dirección que figura en este papelito que le estoy dando. Sin más y no sin antes felicitarlo, lo saludo, ha sido muy gentil y espero poder verlo en otra ocasión.

7 comentarios:

Palabras como nubes dijo...

Vertiginoso! Jajaja, me encantó esta sanata, sirve para cualquier producto y sobre todo "para el bolsillo del caballero y la cartera de la dama".

Saludos
Jeve.

SIL dijo...

Es realmente un discurso al galope.
Tu originalidad no tiene límites.
Sos capaz de vender cualquier cosa,che.

Great, Netito

Un abrazo

SIL

Felipe R. Avila dijo...

Genial el relato!
Un verdadero vendedor de humo...

Con tinta violeta dijo...

¡¡¡Por favoooorrrr!!!
EStá tremendo el relato, casi, casi se puede oír las palabras y el vendedor atropellarse para lanzar el mensaje. Mas que un vendedor parece un trilero...que a veces algo de eso hay... en este tipo de ventas...mas que venderte algo parece que te van a "salvar la vida" ja,ja. SOS, SOS, SOS.
¡¡magistral!!!
Abrazos Neto!!!

Netomancia dijo...

Jeve, así es, vértigo, palabras y nada más ja. Gracias! Saludos!

Doña Sil, incluso un buzón? No, para eso si que hay que ser capaz, como este tipo, que en realidad, no vendió nada!!! Ja. Saludos!

Don Felipe, un típico Caruso Lombardi pero de la "alta tecnlogía" jaja. Abrazo!

Doña Tinta, si, así lo quise describir, de esos que quieren hacer creer a uno que somos afotunados como ningún otro jaja. Saludos!

d80 dijo...

jua jua! deme dos! compre ya!
que grande!!! este no te vende el blog porque no tiene tiempo! jaja
salute!

Netomancia dijo...

Diego, nos vendió el blog, ahora que hacemos??? Jaja.