viernes, 26 de julio de 2013

Benjamín y ella

Algo atraía su mirada a ella, cada tarde, en aquel pasillo. Quizá era su forma de entornar los ojos o simplemente, la honestidad de su sonrisa. Lo cierto es que Benjamín olvidaba por completo que ella era un retrato y sus límites, un marco de madera. Y en ese olvido, pretendía un sueño imposible.

5 comentarios:

Silvina Grimaldi Bonin dijo...

Seguramente Benjamín era poeta.





Abrazo grande.



SIL

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Es muy actual. Hay quienes sueñan con Lara Croft.

Con tinta violeta dijo...

Bella historia. Aun quedan románticos en el mundo.

el oso dijo...

Dicen que en imaginar está lo humano.
Buenísimo.

José María Souza Costa dijo...


Invitación - E
Soy brasileño.
Pasei acá leendo , y visitando su blog.
También tengo un, sólo que mucho más simple.
Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
para ti, un abrazo desde Brasil.
www.josemariacosta.com