domingo, 9 de marzo de 2014

Un disparo

El hombre frente a él se llevó la pistola a la cabeza. Luego apretó el gatillo. En el espejo solo quedaron gotas de sangre.

3 comentarios:

SIL dijo...

El espejo dictó sentencia.



Abrazo grande, Netito.

nele b dijo...

por sus ganas habrá olvidado que eran una misma persona

Carlos de la Parra dijo...

Está bellísimo para corto de cine.