domingo, 9 de noviembre de 2008

Here comes the Sun King

Tanto busqué este momento, ¡tanto calculé los movimientos..!
El otoño azota el leve sol, un rey sin obsecuentes ni obedientes.

Todo el mundo ríe.

Todo el mundo está feliz.
Aquí llega el rey sol.

Nunca me gustó el otoño, ni el frío, ni las chicas del brazo de su hombre arrebujados cruzando la avenida. Prefiero la sombra de este edificio. Vendrá y yo seré yo.
Hay cosas que no comprendo. Lenguajes que dicen lo que no sé decir y menos entender, porque llega el sol y deslumbra -pienso- y pierdo el sentido.

Quando paramucho mi amore defelice corazon

Mundo pararazzi mi amore chicka ferdy parasol
Cuesto obrigado tanta mucho que can eat it carousel

Este idioma de todos y de nadie me dicta en este otoño cruel lo que debo hacer.
Espero, sé esperar.

Here comes the Sun King.

El puño apretado debajo de mi abrigo y la sorpresa a la vuelta de la esquina.

Here comes the Sun King.


Si ya calculé todo... ¿cómo voy a fallar?
Con mono o sin mono lo haré de todas maneras...

Here comes the Sun King.


No puedo mirarlo a los ojos, me deslumbra el rey sol. Me ciega.

-¿Me das un autógrafo, John?

- Por supuesto, ¿para ..?
- Para Mark, y firma como Rey Sol.

6 comentarios:

Netomancia dijo...

El momento previo capturado en este relato. Luego, la incomprensión y la historia irremediable.
Muy bueno Oso!

leggiere dijo...

Si lo firma como Sun King, me regalas una copia?
L.

el oso dijo...

Tengo tres copias originales de carbónico y llevo como escapulario un dedo de Ringo de cuando tenía 12 años...

Marquinho dijo...

Me gustó mucho, realmente. saludos de un beatlamaníaco.

Carla dijo...

Muy bueno! Te felicito

melina dijo...

Impresionante, conmovedor!
Muy bueno Oso!
Abrazo fuerte!