jueves, 26 de marzo de 2009

Despertar sobresaltado

Bajo el confuso velo, aún ensoñado
comprendo lo fatal, que sí es posible.
El sol ya apuñala ceibos, paraísos nobles
y define sombras, despertar sobresaltado.

Agitan aún latentes los ecos del amor,
de la mutua búsqueda en la trémula piel
del momento mágico en que bebimos miel
y la duda taladra un momento el sopor.

¿Y si te fuiste y si pensaste y no estás..?
¿y si elegiste la fuga, ese gesto brutal?
¿Si preferiste llevarte el calor al final
antes de amanecer en mis brazos jamás?

El segundo mortal en que la duda perfora
un corazón dormido que despierta asustado
se convierte en estremecido frágil estado,
de no saber, tiemblo y más azuza y enamora.

Al final, cuando entiendo el sino fatal acaso,
decido comprobar de una vez lo sucedido
sólo para aliviar mi impulso encendido,
sentir tu suave calidez al rodearte con mi brazo.

7 comentarios:

Carla dijo...

Hermoso...
A veces nos eclipsa el miedo, que ese ser amado se vaya, que nos deje... Aunque dure un segundo es terrible.
Me gusto la frase: "¿Si preferiste llevarte el calor al final
antes de amanecer en mis brazos jamás?"

Sil dijo...

Estimadísimo don Oso:

Usted tiene mil costados,
y me complace saberlo,
y me complace leerlo,
despierto y sobresaltado.
Irónico, enamorado,
histórico, enardecido,
son un diamante pulido
estos versos cincelados.
SALUDOS GRAN OSO POETA.

Netomancia dijo...

Hasta los comentarios tienen su encanto en el blog!
Bravo Oso, versos melancólicos pero fuertes y sinceros.

Lucina dijo...

Bellos versos,
luego del sobresalto,
un mar de abrazos.
Un beso

El Hippie Viejo dijo...

Hoy encontré a Ártemis
ahora
te encuentro a vos Persio
después de tanto tiempo.
Un día de felices reencuentros!
Me gustó el poema,
siempre lo haces bien!

Te dejo un abrazo y
los mejores deseos!


Adal

gabriel dijo...

"¿y si elegiste la fuga, ese gesto brutal?" cuando esculpiste esto?...gracias

d80 dijo...

oso, esto se todo un placer, una colecciónde imágenes muy fuertes y directas.
un abrazo!