domingo, 6 de septiembre de 2009

Travesura

Los primeros cálculos estimaban que aproximadamente doscientas eran las personas que estaban atrapadas en el interior del edificio que ardía en llamas.
Los bomberos acababan de llegar. Tres dotaciones.
La niña que estaba en la vereda del siniestro tendría unos diez años.
Lo primero que hicieron los bomberos es sacarla del área de peligro. Pero al cabo de unos minutos, vieron que nuevamente estaba allí, mirando hacia arriba. La volvieron a retirar a una zona segura.
Las primeras brigadas que habían entrado volvieron a salir con rostros totalmente perplejos.
- ¡Capitán! Allí dentro no hay fuego. Ni siquiera hay gente en los departamentos...
- Pero mire las llamas teniente, el humo se alcanza a ver a un kilómetro de distancia.
El teniente volvió a contemplar la imagen y se encogió de hombros.
- Capitán, no se que decirle, dejé a mis hombres dentro, esperando una orden suya, pero ni siquiera hay escaleras para llegar más allá del segundo piso.
- Teniente, entre nuevamente y... niña, pero te he dicho mil veces que salgas de esa vereda!
El capitán corrió tras la niña y la alzó en brazos. El teniendo fue con él. La cruzaron al otro lado de la calle.
- Pequeña, dónde vives, debo llevarte con tus papis, te estás poniendo en peligro.
- No hay peligro señor, el incendio no existe, el edificio tampoco. Solo que hoy quise imaginarme un edificio en llamas. ¿No cree que me sale bien?

10 comentarios:

d80 dijo...

jajaja la niña entendíó muy bien aquella frase de la imaginación al poder no?
que lindas travesuras nos regala nuestra imaginación de niños inquietos!
Salute!

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Luís dijo...

Buen trabajo el de esta entrada.
La imaginación puede con todo, pero desgraciadamente nunca alcanzará a la cruda y dura realidad.
Saludos y PAZ

SIL dijo...

Y vaya si le salió bien, Netito !!

¨Todo lo que usted puede imaginarse, es verdadero¨
Lo dijo Pablo Picasso, no yo...

Tan extraña como buena publicación, caballero.
Abrazo virtual, Hermanito.

Lisandro dijo...

jajaja, Miramela a la niña!!! no sarle un chirlo como dice mi abuelo!

el oso dijo...

A veces la imaginación nos juega una mala (o buena) pasada. El problema es que para muchos la imaginación no existe. Allá ellos.
Fantástico, Neto.
Abrazo.

Felipe R. Avila dijo...

El poder de la imaginación...la niña es una verdadera artista.
Muy interesante,Neto.

Carla dijo...

También había dejado comentario en esta entrada...
igual que en la de D80...
¿Porque estan eliminados?

Netomancia dijo...

Gracias a todos por los comentarios! Carlita, como ya te respondí por correo, no hay registro de un comentario tuyo previo. Saludos!!!

Carla dijo...

Pero los había dejado! Juro que si!
Y ademas estan los comentarios eliminados