sábado, 19 de junio de 2010

La arena de tu tiempo

Se desliza, desliza, desliza,
seca ya la arena de este tiempo.
En la mágica alfombra de quimeras
ves curvarse el piso hacia tus plantas.
Y se lleva cansino tu figura,
-comfortably numb-
ese lento descenso nadiral.

Etérea y compacta a la vez,
vio desgarrado alejandro
que perdías, diluías, tu silueta
en la inapelable traición de piso suelto.

El susurro que en tu boca se hace queja
atraviesa vacío entre cristales
bajo el túrbido remanso de fluires
de la arena que cae bajo tus formas.

Y en el tiempo que me queda quiero asirte,
redimirte la piel enceguecida.
Cruel siroco que hunde las fronteras
como rostro embelesado ante tu seno.

Te deslizas, ya te vas hacia las simas,
y caes en la seca letanía sin pesares,
sin amor, sin duelo, sin sonrisas, sin ver
la crispada mano que te busca,
sin oír la quebrada voz que te reclama.

5 comentarios:

SIL dijo...

Comentario más que extenso, vertido ya en SUS APUNTES...
Más besos.

SIL

Con tinta violeta dijo...

Sr Oso, el tiempo se nos escapa...
me quedo con los últimos versos que me parecen geniales...
"sin ver la crispada mano que te busca, sin oír la quebrada voz que te reclama"
Eso me recuerda lo importante que es aprovechar lo que nos han regalado...
ya sabes "Carpe Diem"
Besos!!!

Netomancia dijo...

Nada como la arena para reflejar lo que se pierde, lo que no podemos asir. Bárbaro don Oso, se lo extrañana por estos pagos!!!
Un abrazo!

d80 dijo...

todo se no escapa de las manos, muchas veces ni nos damos cuenta de todo lo que perdemos... preciosas letras Oso, que bueno leerte otra vez!!!
abrazos!

el oso dijo...

Gracias, amigos!!!