lunes, 7 de junio de 2010

Prospecto de la desesperación (II)

Lucho (nuestro personaje en cuestión) tomó la carretera del norte y se adentró en la espesura del asfalto. En un hostal donde reposó una noche fue hallado el siguiente manuscrito:

“Sigo en pie, erguido, directo al centro vital de un mundo que aborrece sus costumbres y se ahoga en sus rutinas.
Sigo adelante, despeinado por el viento que invade esta habitación, pero con la firme convicción de saber que todo es una falacia.
Siempre me hablaron de la Razón, de una realidad....
Cierro la ventana y el último suspiro del viento me dice que todo es una manipulación. Gracias amigo; lo sospechaba desde un principio.
Sigo directo por la carretera. Adiós terrenos de mi infancia.
Adiós...
Dejar es agradable, tanto como Dar. Sin embargo, cuanto más dejas menos es lo que pierdes. Cuanto menos adquieres mas libre eres...
Mañana será el sol quien me reciba con las primeras indicaciones en sus bolsillos. Espero estar atento y no perderme en el camino.
Todo se trasluce entre los fotogramas del paisaje y las puestas en escena del decorado natural. Hacer una “road movie” de estos meses que se avecinan será una apuesta fuerte que seguramente perderé.
No me importa. Nada de esto quedará para la posteridad.
Los monumentos nunca alcanzarán las nubes y el moho los corroerá por dentro. Las ciudades irán cediendo ante la incapacidad de soportar más y más vecinos.
Todo irá cayendo en el olvido por una falta absoluta de sentido...
Si para esos momentos aún estoy en el camino, quizás encuentren otra nota...”

8 comentarios:

SIL dijo...

Hay frases de colección en esta segunda parte.
Espero que el protagonista de esta saga siga en camino, y encontremos alguna otra nota.

//Sólo perduran en el tiempo las cosas
que no fueron del tiempo.(JLB)//

Algo de razón tenía quién escribió ésto, verdad?

Un abrazo grande.

SIL

salvadorsanz dijo...

como va? el blo de direcine, donde siempre dejaba algun mensajin murio? no me deja entrar mas.
saludos a todos los que hacen villeraturas!

d80 dijo...

Gracias Sil por el ánimo y las frases de regalo del genial Borges, las cosas que no fueron del tiempo... creo que todos somos un poco "cosas" nacidas en tiempos equivocados no? jeje
Saludos!
Salva, grande y querido, el blog de DireCine lo dí de baja hace unos días, lo tenía bastante abandonado y siempre estoy más por Villeraturas que por otros lados, gracias por pasarte por acá!

Saludos!

Con tinta violeta dijo...

Diego, me ha cautivado el discurso de tu personaje. Sus conclusiones son sencillas pero contundentes:
Dejar es agradable, tanto como Dar. Sin embargo, cuanto más dejas menos es lo que pierdes. Cuanto menos adquieres mas libre eres...
Es muy llamativa que tenga la certeza de que nada construido alcanzará las nubes...las ciudades irán cediendo...ese tinte profético sobre el futuro, el presentimiento de algo que termina...
Si, creo que Lucho debe seguir dejándonos esas notas...al menos yo las espero.
Abrazos!!!
PD: además me encanta la crítica que plantea...es demoledora.

Con tinta violeta dijo...

Uffff, las prisas: olvidé entrecomillar el texto citado.
Mis disculpas al autor.

Netomancia dijo...

Lucho nos sigue hablando de la vida, en esta huida que algún propósito esconde. Lo que dice/decís de los monumentos es una alegoría gigante.
Seguir tras sus pasos y buscar esos papelitos, seguramente nos llevarán a una revelación mayor.
Me gusta este escrito y la idea. Quizá no sea el destino final el que nos aleccione, sino todo el camino en si.
Un abrazo!

Flor de lector tenés che, el gran Salvador Sanz!

Felipe R. Avila dijo...

Después de lo dicho por Neto ¿que puedo agregar?
Nos tenés espectante,Diego,y mientras tanto,disfrutando del relato.

el oso dijo...

Así y todo siempre se puede desesperar peor. Sospecho que hay más...
Buenísimo, Dieguito.
Abrazo