sábado, 26 de junio de 2010

El diablo en el techo

Como un preludio, el timbre se hizo escuchar con fuerza, incluso hasta en el patio, donde el perro se puso a ladrar enloquecido.
El vendedor apuró el segundo llamado, mirando de reojo el reloj mientras estimaba la cantidad de viviendas que le quedaban en la calle y calculaba las que podía visitar antes del horario de partida del ómnibus.
Intentó por tercera vez, golpeado con los nudillos la madera pintada de blanco de la puerta. Escuchaba al perro ladrar por lo que suponía que podía haber alguien.
- No hay nadie señor  - le dijo una vocecita desde el techo.
El hombre estiró el cuello hacia atrás para ver por encima del alero de la casa, buscando el dueño de esa voz tan aflautada como desafinada.
- ¿Quién anda arriba? - preguntó el vendedor.
- El Diablo, pero con un problema en la garganta, por eso tengo la voz así.
- Dale nene, dejate de joder y bajá. Decile a tus papis que me atiendan, que son muy lindos los productos. Una ganga.
- Le digo que soy el Diablo, hombre.
- Mirá malcriado, a ver si te apurás que no tengo todo el día para vos.
Y dicho esto un estallido resonó a espaldas del vendedor y una humareda roja se elevó por el aire. La risa macabra proveniente del techo no lo hizo dudar. El hombre salió despavorido, tropezando incluso en las baldosas flojas de la vereda.
- Dale papá, podés asomarte, ya se fue - dijo la voz aflautada desde el techo.
- Gracias Pascualito. Y después mamá dice que la pirotecnia que sobra de las fiestas se echa a perder.

7 comentarios:

SIL dijo...

:DDDDDDDDDDDDDDDDD

La viveza criolla no conoce límites.
Qué buen recurso.

APOLOGÍA DE LA MOROSIDAD...

Y yo esperando un cierre maléfico y oscuro tipo Ghost -qué antigua y ochentosa- si te portabas mal :DDDDDDDDDDDDDDDD

Abrazo grande, me hiciste partir de risa.

SIL

SIL dijo...

Me faltó aclarar que si reemplazaras ¨el vendedor¨ por ¨el acreedor¨, etc.

:)

Con tinta violeta dijo...

Fantástico Neto. El diablillo del tejado muy logrado, nadie te puede acusar de contar mentiras en tus relatos. El golpe de la pirotecnia inesperado, muy bueno.
Te imaginas que futuro tendría ese pobre vendedor en mi tierra en época de Fallas (las fiestas de S. José en Valencia)????ja,ja.
Nosotros sabemos que si dura, si, salvo que se humedezca...
Felicidades, has prendido la mecha de la traca...y no ha muerto nadie,ja.
Abrazos!!!!

el oso dijo...

¡Era el diablo en serio!!
Excelente Neto, sin otrofantasma que el que ronda por la cabeza del tipito...
Abrazo

d80 dijo...

jajajaja por favor, Neto esto es genial,en un momento llegué a pensar que el Diablo también se merecía un dolor de garganta no? quizás le puso aire acondicionado al infierno y le hizo mal...
pero el remate pirotécnico fue mejor final, ademñas me hizo reir mucho!
impecable!

Felipe R. Avila dijo...

¡Sorpresivo final!
me gustó, pero me queda una duda en el tono de la "risa macabra"...¿tal vez una grabación?

Netomancia dijo...

Disculpen la demora en contestar los comentarios, razones de fuerza mayor.
A todos, muchas gracias! Se agradece la constancia!