viernes, 2 de julio de 2010

La peligrosa infamia del bosque

Cuando los cinco amigos salieron del bar aquella noche, un destello irradió desde el cielo, pero nadie se percató de ello.
Más tarde, cuando el alba atacó las calles, los preocupados padres intercambiaron llamadas telefónicas y coincidieron en el edificio policial.
Durante varios días patrullas de vecinos rastrearon la zona, incluyendo el bosque que comienza a tan solo dos calles del bar.
El pueblo, alejado de las grandes ciudades, solía ser un paraje tranquilo y sin sobresaltos. La extraña desaparición de los jóvenes cambió todo ello.
Se emitieron comunicados a los pueblos cercanos e incluso a sitios distantes y acudieron con el correr de las semanas investigadores de jerarquía, ampliándose las zonas de búsqueda. Pero no se encontraron indicios.
No se había reportado pelea alguna ni tampoco ningún otro suceso de relevancia previo a la desaparición. Las familias y pobladores estaban consternados.
Todos los años para la fatídica fecha, comenzó el ritual de realizar una marcha en silencio, desde el bar hasta la plaza y de allí hasta los bosques lindantes. Una forma de expresar el dolor ante tan extraña realidad.
Algunos chicos habían reportado haber escuchado el sonido de gritos provenientes desde el bosque días después de que desaparecieran, pero jamás se encontraron huellas que demostraran que se habían extraviado o perdido allí.
De todos modos, el sombrío lugar atrajo la imaginación y la conjetura de teorías jamás demostradas, de esas que con el tiempo se transforman en mitos o leyendas.
Cada año, además, la luz de los celulares y las velas encendidas que portan los vecinos en la marcha, provocan que desde la ruta lindante al bosque, sea vea un destello brillando entre los árboles.
Pero no es solo desde la ruta, lo es también desde el cielo. Muy lejos, a cientos de kilómetros, desde la cápsula espacial en la que están atrapados, los cinco amigos ven aquel fenómeno con lágrimas en los ojos, recordándose que si bien el mundo sigue girando, a ellos solo les espera quietud y eternidad. En el fondo de sus mentes, sienten que el bosque les sonríe.

7 comentarios:

d80 dijo...

pero que sonrisa más maléfica será la que les está regalando el bosque!!! que buen texto Netitoooo!!! Tiene un estilo "Cuantos Asombrosos" tremendo! te juro que lo disfruté mucho, con esa mezcla tan buena de ciencia ficción y cercanía que bien le sabés dar a tus textos!
salute!

SIL dijo...

Olvidados en el espacio!! Netito.

Diego acierta cuando marca que el relato atrae el doble, con su mix perfecto de realidad y ciencia ficción.
Es una excelente combinación.

Abrazo inmenso, Netuzz

SIL

Felipe R. Avila dijo...

Muy bueno, pero queria más,
un poco mas porque me gustó de entrada...Lo que no entiendo es el título,¿acaso expresa que el bosque es en si mismo una trampa espacial que los transporta directo a "la cápsula"?

Con tinta violeta dijo...

Fabuloso Neto, empecé a imaginarme de todo, buscando rápidamente la causa de la desaparición...me encanta que el cómo quede a la imaginación de los lectores, bien!

Sr Felipe, creo que nuestro "amo Neto" sabe que la palabra infamia aparte de deshonra significa maldad y vileza, así que al parecer nos ha sugerido una pequeña pista en el título calificando al bosque...lo que ocurre es que nos lanzamos a devorar el cuento y pocas veces nos paramos en el título...hasta que lo hemos acabado, ja,ja.
Abrazos también para Vd!!!

mariarosa dijo...

Muy bueno Neto. Un secuestro de otro mundo,me sorprendiste.Pensaba en otro tipo de desaparición.
mariarosa

Netomancia dijo...

Gracias Dieguito, una mezcla de Expedientes X con un trago de fernet ja. Un abrazo!

Doña Sil, tiene pinta de tener que estar en el otro blog, tiene razón, pero pobre Felipe, no lo sobrecarguemos de laburo que empieza a largar humo jaja. Saludos!

Felipe, no sea insaciable! Más un comentario más abajo del suyo tiene la explicación del caso, escrito en tinta violeta. Saludos!

Doña Tinta, es que me gusta poner a trabajar la cabeza del lector ja. Gracias por aclarar el segundo significado de "infamia". Saludos!

Doña Mariarosa, un gusto verla por aquí. Un vuelco sobre el final para darle mayor misterio. Saludos!

el oso dijo...

Buenísimo, Neto, iba por un crimen pasional o una pasión criminal.
Me sacaste la pelota cuando le iba a dar de sobrepique, para estar a tono con los tiempos que corren.
Abrazo!!