miércoles, 21 de septiembre de 2011

Escalera a la Luna

Enamorados, los dos, corrieron cuesta arriba la colina. Allí estaba, como él lo había prometido.
- Una escalera - dijo ella - ¿A la luna se llega en escalera? - preguntó incrédula.
El la miró con ternura y le tomó la mano.
- Si, pero hay que subir con los ojos cerrados y sin soltarle la mano al ser que uno ama. Y recién, cuando se pisa la Luna, se puede volver a mirar.
- ¡Qué emoción! - expresó al tiempo que brincaba y batía con ganas las palmas de sus manos.
- Si, pero te advierto algo. Para llegar a la Luna, hay que dejar la Tierra atrás.
Ella miró a su alrededor y supo que nadie gana sin perder. Pero al detenerse en sus ojos comprendió que ya no había marcha atrás.
Se los puede ver subiendo peldaño a peldaño y tomados de la mano, las noches más claras e incluso algunos dicen vislumbrar sus siluetas entre las nubes más delgadas, en las noches más oscuras.

11 comentarios:

SIL dijo...

Qué hermoso,
qué hermoso,
qué hermoso !!!

Admito que no es el comentario más inteligente que he dejado en mi vida blogera, pero qué hermoso que es este texto!!!


Un abrazo más que grande =D

SIL

Con tinta violeta dijo...

oooohhhhhh Estoy impresionada por la ternura del texto.
¡Historia de amor con final feliz!
No quiero comentar más, no sea que por pasarme en elogios el próximo sea una masacre sangrienta! (para delicia de D. Belce)
Besos!!!

Ro♥ dijo...

Bellìsimo!
termino de leerlo con gran satisfacción porque amo los finales felices :)

Le dejo un abrazo♥
y feliz primavera!

C C RIDER dijo...

Me gusta imaginar a esa pareja, observándonos y qué será de ellos, y sus pensamientos al vernos.

Néstor dijo...

Juro que los he visto, Neto!!

Juan Ojeda dijo...

Muy tierna historia, ahora voy a mirar el cielo con otros ojos, como buscando algo...

Un abrazo Netomancia, gracias por la magia.

Netomancia dijo...

Doña Sil, es le mejor comentario que pudo haber elegido. Muchas gracias!!! Saludos!

Doña Tinta, ud sabe como es esto, amor por un lado, sangre por el otro. Así que tenga cuidado en el próximo texto. Muchas gracias! Saludos!

Doña Ró, bueno, en este blog si permitimos con mis compañeros el "feliz primavera" jaja. Un final feliz en mis cuentos, toda una novedad! Muchas gracias! Saludos!

Don Rider, creo que están tan embobados entre ellos, que ni saben que los estamos mirando. Muchas gracias! Saludos!

Don Oso, debe ser una postal que no se olvida. Muchas gracias! Un abrazo!!!

Don Juan Ojeda, siempre hay que mirar con esperanzas, siempre siempre. Muchas gracias a vos, por estar siempre. Un abrazo.

Horacio Beascochea dijo...

Menos mal, los vi el otro día y pensé que estaba loco. Ahora me quedo más tranquilo. Ah, y me dan un poquito de envidia.

Saludos

Netomancia dijo...

Don Horacio, que no de envidia, sino entusiasmo! Un abrazo!

Un detalle Oso, recién caigo que firmó con el "usuario con telescopio". Ahora adivino con qué los vio! Jajjaa.

clau dijo...

preciosísimo!!! me fascinó!

Netomancia dijo...

Gracias Clau! Saludos!