jueves, 8 de septiembre de 2011

Venganza bajo la luna

Sangrientas noches heladas
de sus paciencias inciertas,
en vela con un cuchillo
y sólo a la espera de ella,
que mal se jacta ante todos
de su gran malevolencia.

En callejones oscuros
respirando con congoja
dejando escapar el miedo
que su corazón provoca,
y ataviado con espanto,
camisa, corbata roja,
bufanda negra, sombrero,
pantalón fuera de moda,
el semblante hosco y ruin
y una sonrisa burlona.

La espera es en el silencio
sin temores a la vista,
sabiendo que su venganza
será lo último en vida
que su cuerpo condenado
apreciaría sin prisa;
y aguardan bajo la noche,
en soledad asesina,
el alma bien afilada
y el arma bien escondida.

La escucha acercarse ya...
y finalmente, la ataca,
tras años de amarga espera,
le dará fin a la Parca
que en su niñez inocente ,
sin piedad lo despojara
de su tesoro más grande:
padres, sonrisa y hermana.
Y aunque es quimera imposible,
irrealidad, o cruzada,
la muerte a la Muerte es
la mejor de las venganzas.


Romance sangriendo dedicado a mi profesora particular de poesía, a quien agradezco las correcciones del caso, ya efectuadas y trasladadas al texto!

11 comentarios:

SIL dijo...

Qué grande, ehhhhh!


Ud debiera pensar
cuidarse de cierta gente,
cuya influencia quizás,
a hacer el verso lo lleve.
Porque si al don de cuentero
le suma versero, piense,
que hay doble para imputar
y no es fácil defenderse.
Que no hay jueces ni fiscal
bien dispuestos a meterse,
a riesgo de sentenciar
haciendo el verso con creces,
ni hay poetas que se salven
de terminar mal (sopese),
que en terrible analogía:
¡el pez por la boca muere!


:DDDDDD


Abrazo en verso.


=)

SIL

Juan Ojeda dijo...

Me gustó mucho la poesía, se produce una mixtura muy interesante entre tu natural impulso narrativo y la búsqueda poética,

además de ser muy cautivadora la idea de que la muerte se conozca a sí misma.

Un gran abrazo.

Netomancia dijo...

Doña Sil, no piense que le voy a responder en verso. Ya fue mucho lograr eso (que vale aclarar, tiene correcciones precisas de su parte)! Muchas gracias, me preparo mejor para la próxima clase. Saludo inmenso.

Don Juan Ojeda, me gusta que le guste, como a la muerte que la maten. Bueno, no creo que esto último le guste a la muerte, pero... Si necesita clases de poesía, en el primer comentario tiene a una maestra. Un abrazo!

Con tinta violeta dijo...

Que bueno Neto...hasta en la poesía sacas el instinto "asesino", ja,ja. Claro que esta vez era por un buen motivo.
Besos!!!

gustavo dijo...

A mi me gustó mucho y creo que transmitiste lo que querías, en definitiva,la poesía se trata de eso. Yo, ni loco me pongo a escribir versos, por ineptitud obviamente. Usted lo hace muy bien. Fuerte Abrazo.

artnueve dijo...

impecable Neto, y con un cierre que te deja sin remates! Lo estoy leyendo mientras escucho el And Love Said No de HIM y no dejo de pensar en vos y tu hermano jeje!

Netomancia dijo...

Doña Tinta, puse una excusa, pero necesitaba matar a alguien en el texto ja. Gracias, saludos!

Don Gustavo, me sale hasta ahí nomás, el mérito final del poema es de la profe que firmó el primer comentario. Gracias! Saludos!

Don Dieguín, el remate es obra exclusiva de Doña Sil! Que temazo! Gracias Diego, acá también siempre te tenemos presente. Mierda, como se extraña. Un abrazo.

La Alejandrita dijo...

muy buena, me encanto :)
No me gusta la poesía en general, pero la de este estilo, sí

Felipe R. Avila dijo...

Muy bueno,salvo el final (no,jojojo,es para molestar a doña Sil).
Muy buena esta veta poética-dramática...
Y si "Estelita" me sonaba a Blues, este en cambio mientras lo leía me traía acentos de una milonga...¿Comparte esta idea?
Busque al Oso,con guitarra incluída,y ya va a ver que milonga escribió usted.

Netomancia dijo...

Tiene el oído musicalizado don Felipe! Otra buena propuesta.

Aire Acondicionado dijo...

Muy interesante todos los artículos! Felicitaciones por el blog.

Saludos y buena semana