viernes, 6 de febrero de 2009

Negación

Mariana subió las escaleras sin encender las luces. Conocía a la perfección la distancia de cada peldaño, la altura que debía levantar sus pies.
Sabía incluso la ubicación del descanso, donde la escalera giraba hacia la derecha y la dejaba en el comienzo del frío pasillo.
El andar era mecánico y no necesitaba abrir los ojos, que en esos momentos, era una bendición. La oscuridad, por así decirlo, se transformaba en un santuario.
Sus mejillas húmedas de tanto llorar y el cuerpo completo se estremecieron al llegar a la habitación. No tenía el valor para abrir la puerta. La muerte de Iván había sido demasiado.
Ya no se escuchaba su cálida voz, sus pasos por la mañana, su andar interminable. La puerta se le antojaba un puñal. Pero la abrió igual.
El olor era nauseabundo, pero ella lo ignoró una vez más y se acostó al lado de su difunto marido, tomándole la mano con ternura.

10 comentarios:

el oso dijo...

Alguien dijo que lo genial de Poe y, con alguna cercanía, King radica en cómo han naturalizado lo macabro en sus escritos. Neto, si me deja ponerlo en la línea, queda justa para ud la definición.
Espeluznantemente natural...

d80 dijo...

a veces las realidades nos atormentan, no encierran en un tormentoso día a día que no sabemos soportar, a veces la negación es el mejor remedio para algunos seres que habitan esta tierra...
temebrosamente genial!
salu2

sedemiuqse dijo...

Vaya!!! a eso le llamo yo no aceptación de la realidad de irrealidades, offuu, hasta aqui llega el olor puff.
Besos y amor
je

Carla dijo...

Me gusto mucho... ¿tendra algo que ver con 3"C" de la pagina Netomancia??
Prece que fuera una continuación, y me encanto!

Netomancia dijo...

No lo había pensado Carla, podría ponerme a buscarle la conexión, pero me da miedo lo que puedo encontrar. Los caminos de la mente son misteriosos.

Carla dijo...

Estaria bueno, hacer otro cuento, que sea el centro de estos dos... uno elegilo como el principio y el otro como final, te falta conectar los personajes de los dos cuentos... seria un buen ejercicio literario!

Atenea Kamet dijo...

ahhhh que escalofriante! Y a la vez (después del escalofrio) tierno.
Me encantó este texto, es excelente!
Pensar en alguien que niega la muerte del ser que más ama...
Muy bueno, te voy a agregar a mi lista de blogs!
Besos

Shirubana dijo...

fahh.. muy Poe. Y muy heavy. Me encantó.

Saludos.

Sil dijo...

Yo diría que el título corona el relato (medio paradojal no??)
Pero es mi sensación.
Fascinante.
El Oso Sabe que me fascinan estas cosas....

BESOS.
Oso, decime cuando puedas cómo se llama este Netomancia...le puedo decir Neto ???

Netomancia dijo...

Me llamo Ernesto, pero me dicen Neto. Y si, puede decirme Neto.

(gracias por leer tooooodo los relatos del blog!)