martes, 16 de junio de 2009

La vida, minúscula parte de una larga existencia

¿Te acordás del barrio Luis? ¿Te acordás de sus calles de tierra, las veredas rotas, las paredes salpicadas de cal. De don Humberto el verdulero, de la loca García, de Miguel que trabajaba en el campo?
De cuanto jugaban a la pelota en el terreno de la Luisa Galvez o le quitaban el zaino al sordo Muñoz. ¡Cómo corría el sordo! Y la vez que llegó el tren y se dieron cuenta que no estaban los vagones, qué tarde inolvidable, no podíamos parar de reír.
Tantas cosas Luis. Se me vienen encima los recuerdos. Son muchos. Qué cosa el tiempo Luis, que porquería la verdad. Si pudiéramos atraparlo, dejarlo en pausa como con el DVD y sentarnos a vivir en él, qué felices seríamos. Pero la inercia nos lleva a la rastra, eternamente. Fuimos pavos Luis, nos apuramos en vivir y para qué, si nadie nos esperaba en ninguna parte.
Mirá, te traje esto. ¿Te acordás de la Teresita? La hija del almacenero, la pecosa. Ella te hizo esto. Es un portaretrato, ves. Acá voy a poner tu fotito y la voy a dejar sobre la hierba húmeda, así el rocío la mantiene limpia. Total tiene esta tapita acá, ves, que se cierra y no deja que el agua se meta y la arruine. Ahí está, mirá que linda Luis.
Me quedé pensando en el barrio. Cuánta gente qué conocimos, por favor. Y ahora, desperdigados cada uno en un cielo distinto, la pucha si tendremos mala suerte. Y los nuestros que no tienen cómo llegar entre si, más ahora que el Celestial de la noche no pasa más.
Y viste como es viejo, me tengo que venir hasta la Tierra nomás y verte así, en el cementerio. Pero no te preocupes, que según me dijo la Etelvira, la mamá del Jacinto, te acordás, que andan diciendo que van a poner un servicio angelical directo una vez a la semana. Y bueno Luis, habrá que esperar y tener fe.
El mes que viene vuelvo. Te quiero. Y no me extrañes, que tenemos toda la vida por delante.

8 comentarios:

el oso dijo...

Inmenso, Neto. Últimamente me está haciendo reflexionar en exceso con sus textos. Cosa que no es sencilla, vio... Sin embargo, siento una especie de sesgo que invita a una o dos o... vueltas más a cada escrito.
Habrá que leerlo y releerlo, a cada pasadita aparece un destello nuevo.

el oso dijo...

AH, y perdón por la zanguangada, pero superpuse sin quererlo.

Carla dijo...

Que decirte Neto... un texto nostalgico, recordando la infancia, y todo lo que se vive con un amigo, hasta llegar a perderlo, y hablarle aunque no este ahi para vernos...
Triste... pero muy bello

Annie dijo...

Don Neto:

Tal parece que ya no le podremos decir más, que uD. da miedo...

Voy a empezar a renovar las palabras porque esto es de una ternura y una nostalgia infinita...

Parece que empezó a abrir la máscara, ya casi le veo lo ojos...

HERMOSO.

=)

MUCHOS BESOS

Sil dijo...

HERMANO NETO

En una noche totalmente incoherente, voy a tratar de escribir algo coherente.

El relato está cargado de esperanza, no terminamos en la muerte...
Pero definitivamente los cielos futuros están llenos de recuerdos terrenales y melancolías.
Sus dos protagonistas están muertos verdad ??
Mi papá se llamaba Luis...

...¨ Fuimos pavos Luis, nos apuramos en vivir y para qué, si nadie nos esperaba en ninguna parte....¨

Estoy patéticamente llorando y hasta aquì llego.

BESOS hasta el cielo (cualquiera que nos tocara)

Netomancia dijo...

Gracias Don Oso! Es lindo saber que un texto invita a varias lecturas, ojalá no sea por ser ininteligible!

Carla, a veces lo triste es bello.

Doña Annie, no me encasille tan rápido! Gracias!!

Doña Sil, perdone la metida de pata con el nombre, no era mi intención hacerla llorar.
Si, los dos personajes están muertos, pero fueron a parar a cielos distintos. Es decir, hay muchos cielos, muchos mundos en el más allá y la vida sigue. Y la vida tal la conocemos, es tan solo el comienzo.

d80 dijo...

ayyy neto, no ves q estas cosas a la distancia aflojan mas el espíritu? jejeje, el viejo barrio que ya no está, la pelota que sigue picando en la plaza esperando por nuestras gambetas, la Teresita que mas de uno amo...
que buen relato neto, esto es un lujo!
abrazos!

melina dijo...

muy muy muy enternecedor!
todo se resume en la tan certera frase: "nos apuramos en vivir y para qué, si nadie nos esperaba en ninguna parte".
lástima que eso se entiende de grande.. pero lo que nos queda
es ese espiritu arrollador con que hacíamos todo cuando chicos, nos queda para cuando haga falta, para no agachar la cabeza, o volver a levantarse después de las caidas.

abrazo!!