domingo, 9 de agosto de 2009

Aires de olvido

Aire sin aire, el olvido va
dejando como estela lamentos sin más;
sonriendo con ganas, su triunfo ya palpa,
victoria cercana, altiva la faz.

Brillo que opaca lo que nos importa,
señal que sepulta al no morirás,
señuelo furtivo ni una humilde sombra
de cielos sin duelos parece encontrar.

Pasa el olvido mareando memorias,
cambiando lo hecho sin precipitar.
Su arma es sutil, etérea, difusa,
su filo es de nada y se ufana en cortar.

Palpita su triunfo, paladea su afán,
combina destinos, tal es su heredad.
Sonriendo con ganas su triunfo palpita,
pobre triunfo que nadie ya recordará.

Por eso su lucha ya vencida está,
su grito victorioso será su final,
ahí va el olvido, de aire sin aire,
con media sonrisa y medio llorar.

9 comentarios:

SIL dijo...

La ausencia es al amor
lo que al fuego el aire:
que apaga el pequeño
y aviva el grande.

Carla dijo...

Que terrible el olvido...
ya te dije en los Apuntes que me gusto este poema...

d80 dijo...

el olvido asesino y la memoria traicionera; la fuerza que empuja sin saber uno de donde par seguir en camino; este poema Oso es un reflejo perfecto del día a día, de ese cristal q brilla sin cesar dentro de cada uno!
un abrazo!

Netomancia dijo...

Qué bueno Oso, el olvido es merecedor de atención y cuidado, es filoso como bien decís y a veces nos evita llorar y otras reír. A veces es bueno, a veces es malo. Tu texto, enorme.
Un abrazo!

Ivan Ignacio dijo...

Buen logro estetico y excelente manejo de las palabras.
cuando nos juntemos en Maria Castaña te lo vamos a hacer leer.

Saludos

Patricia González Palacios dijo...

Hola ando de visita por los amigos seguidores del te pinto un cuento, me encantó encontrarme con letras , mi otra pasión, me inscribí para no perderme lo que publiques, saludos paty.

el oso dijo...

Sil: Gracias por esa estrofa tan certera como bella.

Carla: Es que justo muchas veces olvidamos lo que queremos y deseamos lo que olvidamos.

Dieguito: Olvido asesino y memoria traicionera. Cuánta verdad...

Neto: Es decir, no hay que olvidarse del olvido, porque olvido al cuadrado bla, bla, bla... (no pude resistirme, sori)

Iván: Mmmm, calculo que ya lo habré olvidado.

Patricia: Gracias, muchacha. Aprovecho para notificarte que en este blog somos 5 los que escribimos (abajito dice): Meli, Neto, Diego, Osval y yo.

Abrazos a todos y gracias

Harold Diaz dijo...

Brillante! gran poema.

Saludos!

melina dijo...

que bello ritmo Oso, siempre te queda tan cuidada la rima, es fenomenal!

un abrazo!