martes, 25 de agosto de 2009

Una carta

Una carta, arte ensobrado, fino pulso, ensueño,
señal de humo, jinete polvoriento de posta,
pluma al viento, pequeño cofre cerrado
que guarda la melodía quieta y cansina
del un puñado de palabras pensadas dos veces.

Una carta. Declaración de guerra al hastío,
soberbia plenitud que se condensa,
mensaje claro, fechado, persistente,
veneración en arcón de los recuerdos,
venero promisorio de porvenir incierto.

Una carta y lágrimas y estambules,
y pozos de agua en benín y ritos y
túnicas coloridas y desiertos donde se
escribe en una tienda y palacios donde
entre cendales se pulsa dorada pluma.

Una carta. Y promesas de encuentros.
Una lágrima o más, si ya se sueltan,
si ya transcurren en comba ruta de sal,
si ya se quedan pendientes por caer,
si ya no pueden guardar lo que se siente.

Una carta, una señal, un manifiesto
de lo que no pudo ser o de lo que ha sido.
Una carta, dijo dupin, y se quedó pensando
que siempre hay más de lo que se dice,
que siempre hay más de lo que se escribe

en una carta.

7 comentarios:

SIL dijo...

Cartas que gritan con voces de papel...
Lo que queremos que sea y no es.
Lo que sabemos que algún día va a ser.
Lo que lloramos cuando nadie nos ve.

Netomancia dijo...

Don Oso, genial! Todo lo que se puede decir de una carta y todo lo que puede anunciar una carta! Un texto magnífico, digno de ser leído y analizado en una clase escolar, cuando se enseña justamente la elaboración de una carta.

d80 dijo...

genial! siempre hay más que se oculta, más por decir, la dolorsa carta, la amada carta, la misteriosa carta ensobrada que se recibe a primeras horas del día...
Una costumbre única y preciosa del ser humano, una herramienta que dejamos de lado por tantos "avance" de nuestras civilizaciones.
Es genial que le dediques unas palabras a esas portadoras de esperanzas, odios y amores; a esos gritos envueltos en papel que piden ser escuchados; si hasta me dieron ganas de escribirte una carta Oso!
jeje!
te dejo un abrazo postal!

AntWaters Daza dijo...

Pero también son engañosas las cartas, porque, bueno, refleja un estado anímico; un momento; y si uno tiende a escribir cuando está plof :), pues...

"Una carta es un motor para la cuesta de la ausencia", escribió Gloria Fuertes por ahí

Un saludo en bajada

el oso dijo...

SIL: sigue escribiendo estrofas de antología, en cualquier momento le afano algo...

NETO: Qué barbaro, las cosas que moviliza una carta, ¿no?

DIEGUITO: Una más de las cosas preciosas que hemos dejado de lado.

ANTWATERS: Sï, a veces son engañosas, lo que les da aún más ecanto.

Gracias a todos, muchachada...

Felipe R. Avila dijo...

...Y una carta que genera otras cartas, que intentan devolver los mensajes.Cartas en espejo,o repetidas y nacidas al impulso de esa carta primera,la tuya,
que recibe ahora estas líneas de todos nosotros (tus lectores), que intentamos desde este sitio virtual una carta modesta,
para un escritor de talla y muy concreto.
¡Excelente,Oso!
Felipe Ávila

el oso dijo...

Gracias, Felipe y buena estancia por Villeraturas.